Se produjo un error en este gadget.

miércoles, septiembre 27, 2006

AYER VI...


















-Una obra tan grande no puede lograrse sin llevarse de por medio muchas almas, el dueño de todo esto tuvo que haber vendido la suya al demonio- No esto no lo dice Fausto ni ningun otro personaje parecido al de Goethe, lo dice un ser humano de carne y hueso como nosotros, Natividad, amante de la noche y una de las tantos mexicanos que Juan Carlos Rulfo nos retrata en su última obra, multipremiada internacionalmente en Cannes y Sundance, En el hoyo, es una importante visión a ese proceso por medio del cual se construye la modernidad y los costos reales que esta tiene, costos que van mucho mas allá del aumento del tráfico o la estética urbana. Rulfo logra en definitivo transportarnos por medio de la realidad a un mundo mucho mas cercano que la Comala de su padre, pero al mismo tiempo kilométricamente mas alejado. Para finalmente llegar a lo mismo, presentarnos a unos mexicanos que no conocemos.








Yo ya la vi ¿y usted?

2 comentarios:

diana jacques dijo...

Trai la curiosidad de verla, pero no me habia animado muchas gracias ire a verla lo mas pronto posible.
Saludos!!!

drneon dijo...

Una gran cita de "En el Hoyo" para recordar:

"EL TRABAJO NO SE VA A CABAR, EL QUE SE VA ACABAR ES UNO"