Se produjo un error en este gadget.

lunes, septiembre 07, 2009

"MEXICAN STANDOFF"

Un "mexican standoff" es un enredo o situación donde ninguna de las partes involucradas puede actuar de una forma en la cual la victoria sea segura. En español le podemos decir "atasco de pistoleros". Esta clase de encrucijadas son tan clásicas en las películas de vaqueros que quizás por ello Quentin Tarantino incluyó una escena de este estilo en su recién estrenado spaguetti western ubicado de la segunda guerra mundial: Malditos Bastardos (Inglourious Basterds), escena que por cierto nos recuerda también a la memorable escena final de su obra maestra Perros de Reserva (Reservoir Dogs) donde en un nudo de pistolas todos terminan matándose al tratar de desenmarañarlo. Tuve oportunidad de ver los Bastardos ayer y puedo decir que la promesa de Tarantino parece cumplirse cuando dijo que haría una película que terminaría de una vez por todas con la tradición Hollywoodense que año tras año trata de atosigarnos con remakes de la lista de Schindler, la vida es bella, el diario de Ana Frank y tantas otras películas celebres que han explotado el tema de la masacre que fue el Holocausto Nazi. Si bien Tarantino retoma en su nuevo filme todo el estilo narrativo que lo caracteriza, violencia vibrante, separación por escenas o capítulos, también vemos que se aprovecha de historias clásicas de la literatura, la primera escena donde el coronel Hans Landa (Christoph Waltz) hace uso de su astucia detectivesca para hallar a un grupo de judíos, con una explicación intelectual que recuerda tanto al Dupin de “la Carta robada” de E.A. Poe, pero que además es el personaje que nos crea gran tensión a lo largo de toda la película, tensión que Tarantino siempre ha sabido manejar en sus demás filmes pero en este visita hasta parecer abuso. Pues nos mantiene con los músculos comprimidos gran parte de la película. La elección de actores internacionales permitieron a Tarantino presentar personajes históricos tan bien logrados y memorables como Göebels y el mismísimo Adolf Hitler que siendo un icono de Hollywood, nadie ha podido representar tan bien como Chaplin en el Gran Dictador y que Tarantino no se atreve a alterar y reproduce quizás como homenaje, con su capa, cuarto de guerra globo terráqueo, pero nos da algo más que al menos yo no había visto ¿Qué más puede pedir el público que ver al mas satánico, maquiavélico, terrible y despreciado asesino de la historia, Adolf Hitler, morir con toda su camarilla en un incendio, siéndole ametrallada la cara hasta desaparecerla del todo, solo así borrándola del consiente colectivo, sepultando así ese mal pasaje del siglo veinte para siempre.

Trabajo a diario con judíos e israelitas (que no son lo mismo aunque no lo crean), todos coinciden conmigo en que después de haber visto esta película es hora de pasar a otro punto de la historia. Hoy día EU e Israel debieran empezar a revisar sus propios crímenes y atrocidades cometidas contra Irak, Líbano, Palestina y otras naciones, hechos que los alejan de todo heroísmo libertario y los acercan más al personaje ficticio Aldo Reine, interpretado por Brad Pitt en Inglourious Basterds, militar sin escrúpulos que adopta las mismas artimañas de Reich, para atormentar a sus prisioneros convirtiéndose en lo mismo que busca destruir. Lo que me lleva a otro filme reciente Vals with Bashir del director israelí Ari Folman, donde este último, un ex militar, nos narra con animaciones a manera de entrevista, anécdotas de distintos soldados israelitas, la invasión a Líbano y la masacre ahí cometida, el olvido total y la pesadilla persiguen a sus personajes con forma de perros rabiosos, sirenas y otras fobias. Ari Folman, la sociedad pensante de Israel y escritores como Amos Oz, llevan tiempo revisitando esa metamorfosis que las víctimas del holocausto sufrieron ahora que ellos se han convertido en los victimarios, con la consigna de “Podemos olvidar el pasado pero el pasado no nos olvida”. ¿La sociedad americana también estará dispuesta a revisitar estos temas y sobre todo hacer semejante autoanálisis? Parece ser que las tres partes, americanos, israelitas y alemanes, se encuentran en un “atasco de revisionistas”, una especie de “mexican standoff” histórico, en el que si no cuidan sus pretensiones, cualquier nueva versión de la historia del holocausto podrá ser usada en su contra.

Mientras tanto no se pierdan la historia alternativa que Tarantino nos propone con su Bastardos Malditos.



5 comentarios:

Tania dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Oaxaco dijo...

Hola Mame:

En lo personal no me gustó la última película de Tarantino.
Salvo el inicio, las escenas de Brad Pitt hablando italiano y algunas otras contadas, no le entendí.

Perros de reserva es un caso aparte,"band a part", ji ji ji. La música, la trama, me gustaron mucho. Se me hizo chistoso que comentaras sobre el "Mexican standoff" de Perros de reserva, si te fijas esta mal lograda. Todos caen, pero el Papa le apuntaba al policia, Mr. White le apuntaba al papa y hijo a Mr White, El policia no tiene pistola. Nadie le apunta al hijo. Yo creo que se solidarizó con todos, o le dió un paro cardiaco. Igual es choro y en la noche se salió corriendo de la morgue.

En fin, te envio la escena:
http://www.youtube.com/watch?v=FQ3ujsh_xC4

Un abrazo a Toronto.
Se el quiere mucho.
@x

pd:
Checate las curiosidades estan chistosas
http://es.wikipedia.org/wiki/Reservoir_Dogs

pd2:
http://es.wikipedia.org/wiki/Bande_%C3%A0_part

m A m E dijo...

Pues en el video si lo pones en camara lenta se ve claro que Mr. White da dos disparos, matando al viejo y al hijo.

Esa es una vieja discusión pero si se perciben los dos disparos.

buy cialis dijo...

Bueno la verdad la pelicula si tiene sus partes buenas, pero no es asi impresionante me entiendes, ademas que le falta realismo, pero es buena para entretenimiento.
Suerte, gracias.

Benjamín Girón dijo...

En este momento estaba viendo la película, y me intrigo la frase "a mexican standoff" mirando el Script en: http://www.imsdb.com/scripts/Inglourious-Basterds.html, reviví la escena, muy buena película y muy buen articulo tuyo.